Art in Progress

Desarrollo de branding e identidad corporativa para una empresa del sector cultural dedicado a la formación y eventos dentro del mundo del arte.

El planteamiento sobre el que se basa la imagen corporativa esbozada en esta fase proyectual, se fundamenta en una estilización gráfica de los conceptos inherentes al naming de la marca.

Se ha establecido la base de actuación en la creación de un logotipo de carácter tipográfico, simple en sus formas, que conecte con los conceptos desarrollados, como guia de actuación, tanto en el análisis de identidad como en la investigación de mercado y recogida de información realizados.

Dichos conceptos han de englobar o transmitir una visualización minimalista, de estilo elegante y limpio en sus formas, resultando llamativo visualmente y cercano al target especificado para su campo de actuación. A su vez el desarrollo gráfico viene condicionado por la convivencia del logotipo con otro perteneciente a la empresa dentro de la que se van a desarrollar sus actividades. Ha de poseer carácter creativo y diferente sin perder solidez ni profesionalidad.

Para ello, se ha establecido el uso, como base, de una tipografía de palo seco, sin remates ni ascendetes, que armonice el conjunto dándole la solidez, sencillez y modernidad que se requieren reflejar. Sobre ésta, se han implementado los juegos visuales específicos que Art in Progress transmite como marca.

Entendiendo el punto de partida de este juego como un cotejo de los conceptos de Arte y Progreso. Buscando unificar la idea de “progreso” con la idea de “arte” se ha optado por elaborar un guiño visual que acompañe a la tipografía y que a su vez abra el grafismo a todos los conceptos que puedan englobarse dentro de los diferentes campos de actuación de Art in Progress como empresa…

La idea de ese guiño o isologo es que transmita el concepto de “en progreso”, de “algo conformándose”, algo “creciendo”, algo “en movimiento” y que a su vez fuese capaz de visualmente enlazar con las diferentes herramientas del arte, tanto analógicas como digitales.

Se ha optado para ello del uso pictográfico de una paleta de un pintor (acudiendo al fundamento inicial inherente al arte como es la pintura), esquematizada en sus formas para aludir a un “loader” (acudiendo al fundamento final y actual como es el mundo digital). Elemento éste, que no sólo unifica los conceptos de analógico y digital en el arte, sino que también transmite la concepción de progreso y avance al ser un elemento comúnmente usado como previo paso por cualquier usuario del mundo digital y web.

Teniendo ya la base pictórica y tipográfica, el siguiente paso era elaborar una articulación compositiva que enlazara con las diferentes actividades de la marca ( Colecciones, Educación-mediación, Proyectos) y reflejara no sólo su diversidad de cometidos y carácter internacional sino su naturaleza amable, cercana y profesional. Jugando con las formas del isologo y estableciendo dicha articulación a partir del uso de una gama cromática amplia y dilatada se ha logrado un logotipo dinámico, abierto, especializado y eficaz.

Conformando una unidad gráfica a partir de elementos sueltos se logra transmitir una idea sutilmente vinculada al objetivo, sutilmente vinculada al contenido, una idea con textura propia y multiconceptual…